viernes, 27 de septiembre de 2013

PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA REFORMA ENERGÉTICA DE PEÑA NIETO

PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA REFORMA ENERGÉTICA DE PEÑA NIETO

 

La situación mundial del petróleo cambia drásticamente desde inicios del siglo, a tal punto que hay una nueva historia al respecto que todo mundo debe conocer:

1. Se consuma en estos años el agotamiento de los pozos petroleros convencionales en tierra firme de todo el mundo, situación geológica que cualquier persona puede confirmar al analizar las razones por las que los gobiernos poderosos prefieren ahora perforar pozos en aguas profundas marinas o extraer el llamado gas y petróleo shale , por medio de la tecnología de fractura hidráulica  o fracking  del manto rocoso existente entre los 1,500 y los 4,000 metros de profundidad, donde se encuentran las lutitas o esquistos, que para su extracción consume enormes cantidades de agua y utiliza productos químicos muy tóxicos o venenosos; es decir que hay que invertir cada vez mucho más dinero en ese muy riesgoso y costoso negocio al que los gobiernos ahora llaman Petróleo No Convencional. El ocultamiento gubernamental de esta situación petrolera en el mundo, tiene por objeto manipular a la opinión pública al respecto del futuro del petróleo; afirman que hay todavía mucho petróleo en el mundo y que EUA  logra ya la autosuficiencia, sin embargo, ocultan el costo económico real, y por supuesto el social y ambiental que hay que pagar para extraer ese petróleo bajo la tierra o el mar.

 

2. Otro dato fundamental: la economía mundial no podrá crecer en adelante sin la extracción de hidrocarburos -gas y petróleo-  No Convencionales, unos energéticos que, además de su enorme costo económico, producen al menos diez veces más daños ambientales y quizás más aún sociales, lo que llevará a la aprobación de leyes cada vez más duras, injustas y antidemocráticas, y a la emergencia de gobiernos cada día más autoritarios y manipuladores, necesarios para poder contener las protestas sociales contra los efectos políticos, económicos, sociales y ambientales de este gas y petróleo No Convencionales. Los grandes empresarios exigen a los gobiernos el "gas barato" del shale-fracking, como se produce en EUA, y el petróleo de aguas profundas, para salvar sus inescrupulosos negocios. La extracción de gas shale en los últimos siete años en los Estados Unidos, ilustrada por las notas, estudios y diversos videos de información que envían las organizaciones sociales de ese país, de Inglaterra, Francia, España, Argentina y otros países afectados, es un  infierno gasero que se quiere imponer en muchas regiones del mundo, mucho más vulnerables, como México,  para salvar los grandes negocios transnacionales. Resulta indispensable ver el premiado documental Gasland.

3. Tras ocasionales períodos de baja en los precios del gas y el petróleo, en los próximos años, estos precios seguirán subiendo consistentemente y podrían hacerlo inesperada y radicalmente y ocasionar fuertes y prolongadas caídas en la economía mundial. Estos nuevos tiempos se llaman ya: la Era del Petróleo Caro o Petróleo Extremo, o de los Tres Dígitos (más de 100 dólares el barril), o del Pico, Cenit o Techo del Petróleo. Entramos en una época de transición sumamente peligrosa para la sociedad, la economía y la política mundial y nacional: en los próximos años van a dispararse las tarifas de la electricidad, las gasolinas, el transporte y los alimentos, la vivienda, la salud, y hasta la educación; puede incluso emerger una tiranía mundial que controle a muchos o a todos los gobiernos del mundo. El caso Snowden,  demuestra que ya está en marcha la construcción de esta tiranía, dentro de un Estado Global o Nuevo Orden Mundial.

 

4. Las adicionales emisiones de gases llamados de efecto de invernadero (GEI), como el metano o el bióxido de carbono o CO2 y otros, se producen a gran escala en la extracción, distribución y quema de gas y petróleo y provocan que otras emisiones similares se desencadenen en otras actividades económicas, como la agropecuaria o el transporte y aún en la Naturaleza, como los hidratos de metano bajo los mares polares o el permafrost en tierra firme, entre otros; de esta forma la producción de esas emisiones se acelera hoy en día en un círculo vicioso en todo el globo: en mayo pasado rebasamos las 400 ppm de CO2 en la atmosfera, un hecho insólito en millones de años; estas emisiones son causa principal de las catástrofes o eventos climáticos que cada vez son más intensos, atípicos, impredecibles, mortíferos y costosos. Las prolongadas sequías encarecen mucho la alimentación y producen crecientes hambrunas; la destrucción de los nichos ecológicos fomentan la dispersión de los virus y las bacterias y las enfermedades en el mundo y crean nuevas epidemias y pandemias; las migraciones por efectos del clima van en aumento y cientos de millones de personas seguramente migrarán a otros territorios en los próximos años.

 Por otra parte, el negacionismo  ante el desastre climático, impulsado desde hace décadas por las transnacionales y los gobiernos poderosos, ha creado una gran parálisis social y política que conduce a la multiplicación de los ecocidios y genocidios, y a la extinción de muchas especies, incluida la probable de la humanidad en este mismo siglo. Hoy en día es ya mayor el costo económico de estos eventos climáticos que el crecimiento de la economía mundial, ya que implica al menos 3% de su valor. Pronto será aún mayor el costo de estos eventos. El 50 % aproximadamente de las emisiones de GEI que producen el desastre climático lo causa el 1% más rico de la población del mundo. Los efectos destructivos del desastre climático afectan a todos, pero afectan más mientras  más pobres o miserables son las comunidades. Desde el inicio de las cumbres climáticas de la ONU, los gobiernos poderosos y los grandes inversionistas sabotean sistemáticamente las propuestas válidas para frenar la emergencia del desastre climático: casi no pueden esperarse medidas benéficas de parte de los gobiernos, de las transnacionales, y en general, de las grandes instituciones, con respecto al clima. Sin embargo, sí podemos esperar de ellos en los próximos años la proliferación de falsas soluciones climáticas, como el dizque gas limpio, la energía nuclear, los cultivos para agro combustibles, las grandes eólicas y solares, los mercados de carbonos, los Mecanismos de Desarrollo Limpio, los programas REDD+, la economía verde, el crecimiento verde, y muchos otros engaños. Literalmente, los financieros y políticos dueños del mundo se comportan como criminales de cuello blanco.

 

5. La catástrofe climática de dimensiones apocalípticas que enfrentamos hoy, lleva a que un número creciente de organizaciones sociales del mundo adopten la consigna: DEJAR EN EL SUBSUELO AL PETRÓLEO, EL CARBÓN EN EL HOYO, EL GAS BAJO LA TIERRA (Leave the oil under the soil! leave the coal in the hole! Leave the gas under the grass!) Esta consigna se impone como la única posible ante la violencia, la corrupción y despiadada destrucción ecológica y también, ante la distorsión y el desgarramiento del tejido social, ya causados antes por la era del petróleo barato, iniciada a fines del siglo XIX. La era del petróleo caro puede resultar mil veces más destructiva. El "progreso" y el "desarrollo" que promete esta nueva era resulta suicida para la humanidad.       Voluntariamente -o por la fuerza de las circunstancias- la humanidad abandonará en pocos lustros la extracción de petróleo para sobrevivir. Mientras más pronto se dé voluntariamente este abandono será menos dolorosa la transición hacia la era post petrolera y post desarrollo. Por el bien de las actuales y futuras generaciones es urgente abandonar la extracción del petróleo en México.

 

6. Las organizaciones ecologistas de México deben de:

a. Rechazar rotundamente cualquier cambio legal que facilite la aplicación en México de las principales tecnologías que propone la reforma energética de Peña Nieto: el fracking para extraer gas shale o de lutitas y la perforación en aguas profundas para extraer petróleo. Igualmente, rechazar cualquier facilidad legal para la producción de electricidad a partir de la energía nuclear o, por medio de grandes proyectos eólicos o solares y de cultivos para producir agro combustibles.

b. Oponerse a cualquier cambio constitucional o de leyes secundarias promovido con el propósito de aumentar la extracción de gas y petróleo en México o permitir la intervención de empresas transnacionales en cualquier nivel de operación del gas, el petróleo o la electricidad, tal como lo propone la reforma energética de Peña Nieto.

c. Exigir a la brevedad posible la aprobación de un programa a diez años, para reducir en 80% la exportación de petróleo, la importación de gas y el consumo interno actual de gas y petróleo.

d. Reclamar a los gobiernos y las instituciones educativas la difusión de la más amplia información sobre lo que representa mundialmente la extracción de gas shale por medio del fracking y la perforación en aguas profundas, en términos de RIESGO AMBIENTAL Y SOCIAL Y DE SEGURIDAD CIUDADANA.

e. Exigir la realización de debates técnicos sobre el Petróleo No Convencional: ¿Por qué se la da tanta importancia a este tipo de petróleo de tanto riesgo? ¿Qué efectos tiene este petróleo en la economía, la política y el clima del mundo y de México? ¿Cómo afecta a la legislación y la sociedad este nuevo tipo de petróleo?

f. Reclamar la realización de una auditoria que refleje el estado de la corrupción en PEMEX y en la CFE y que conduzca a una reestructuración completa de esta empresa pública.

g. Exigir la elaboración urgente de un Programa para la Transición Petrolera y Energética que promueva la Reducción Radical en el  despilfarro de energía: de la electricidad, las gasolinas y los productos del petróleo, en el campo y la ciudad.

h. Adoptar como consignas: "NO AL FRACKING  Y A LA EXTRACCIÓN EN AGUAS PROFUNDAS", "NO A LOS CAMBIOS CONSTITUCI0NALES EN EL 27 Y 28", "NO A CAMBIOS LEGALES QUE PERMITAN LA INTERVENCIÓN DE TRANSNACIONALES EN LOS ASUNTOS DEL PETRÓLEO Y LA ELECTRICIDAD", "NO A LA REFORMA ENERGÉTICA DE PEÑA NIETO"...


MOVIMIENTO ¡SALIR DEL PETRÓLEO!

 

México DF, 9 de septiembre de 2013

 

Suscriben: Adriana Matalonga de ECOMUNIDADES; Alejandro Corona de la UNTyPP; Alfonso Cuevas de Bicicleterarios; Ana María Yustis Guadarrama del grupo Sotelo; Andrea Fernández de Radio Educación; Ariadna Urbina de IMPULSAC, AC; Arnold Ricalde de Organi-K, AC; Bernardo Benítez, sociólogo, urbanólogo; Berta Zapata Vela del MTS; Beatriz Eugenia Romero de Educación Ambiental; Cristina Barros del Frente Amplio contra la Supervía Poniente; Christian Gallegos de la Fundación PAS en Verde; David Jiménez de La Casa de la Chinampa; Eduardo Correa Senior del MTS; Enrique Leff del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM; Fernando Hernández del MTS; Gustavo Armando Vega Martínez del Mandala, Centro de la Madre Tierra; Hugo David Uriarte de Radio Chinelo, Cuernavaca, Mor; Ignacio Peón del IPN; Javier Ruiz Maldonado del Grupo Sotelo; José Arias Chávez de la Asociación de Tecnología Apropiada AC; José de Jesús Castillo Mayorquin de la Maestría en Educación Ambiental, UACM;  José Enrique González Ruiz del MTS; Juan Castro Soto del MTS; Juan Ignacio López Espinosa del MTS; Laura Collin del MTS ; Leonor Cosrtes Bolívar, Luc Binette, astrónomo; Lucrecia Noemí Mazadiego de Por una Madre Tierra Viva-Ecocienciarte; Mario Antonio Padilla Becerra del MTS; María Luisa Mejía del Movimiento GRIAL, Región Morelos; Marina Vicario del MTS; Margarita Hernández Ruiz de La Quijota hACe;  Martha Torricellas del MTS; Mauricio Villegas Ibarrola de Comida No Bombas;  Miguel Valencia Mulkay de ECOMUNIDADES; Norberto Amaya del MTS; Oralia Sylvia Rocha Herrera de la Organización Mundial Ambientalista Educativa OMAE; Patricia Gutiérrez Otero, profesora;  Patricia Ruiz Anchondo del MTS; Pastor Ricardez del Grupo Tacuba; Ramón Ojeda Mestre de la Corte Internacional de Derecho Ambiental; Rafael Reyes García del Grupo Sotelo; René Torres Bejarano del IPN; Rodolfo Basurto del MTS; Rodolfo Bernardo Macossay, abogado ecologista de la Cooperativa de Consumo Responsable Punto Verde de Mérida Yucatán;  Rodolfo Buentello, arquitecto; Rodrigo Mendoza Martínez de Diálogos Interactivos AC, Mérida, Yucatán; Rosa Martha Zárate Macías del MTS; Rubén Estrada Talonia del MTS; Susana Clares Popoca de la Cooperativa TNL; Víctor Toledo Mansur, Premio Nacional de Ecología.

 

Organizaciones: Academia Mexicana de Derecho Ambiental AC; Alianza de la Costa Verde; Cooperativa TNL;  Diálogos Interactivos AC; ECOMUNIDADES, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México; Frente Amplio contra la Supervía Poniente;  Grupo Sotelo; Impulsac, AC;  La Casa de la Chinampa; La Quijota hACe; Mandala, Centro Madre Tierra, Cuautla; Movimiento GRIAL, Región Morelos; Orgáni-K, AC; Organización Mundial Ambientalista Educativa AC; Radio Chinelo, Cuernavaca; Red en Defensa de la Ciudad de México; Pacto de Grupos Ecologistas       

 

Observador de la consulta: Unión Nacional de Trabajadores y Profesionistas Petroleros.

Miguel Valencia
ECOMUNIDADES
Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

2 comentarios:

Oscar Venegas dijo...

Buenos días.

¿Me podrías decir dónde ver o cómo conseguir "Gasland"?

Muchas gracias.

Camino a Gaia dijo...

Dejemos el petróleo antes de que el petróleo nos deje a nosotros.
@ Oscar Venegas
Puedes encontrar este documental entre otros en:
http://solconsciencia.wordpress.com/documentales/
También es fácil encontrar el torrent en internet.
Un saludo